Free counter and web stats
| Principal | ¿Quienes somos? | Revista | Libros | Ateos | Documentos | Escríbenos |

La politica francesa

Autor: Ulises Casas Jerez [casasulises@hotmail.com].
Crítica Política Numero: 88.
Fecha: 01 de Abril de 2002.

SUSCRIBETE
Recibe oportunamente los artículos de la revista Crítica Política en tu buzón

Francia es un país en donde su pueblo ha realizado importantes logros sociales, fundamentalmente en el terreno político. Para el libre pensamiento, los franceses fueron pioneros en los principios de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad que institucionalizaron en los sucesos de la Revolución Francesa llevada a cabo en 1.789 y que trascendió las fronteras de esa nación hasta llegar a los más remotos lugares del mundo, incluido nuestro país. Recordamos siempre la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano que nuestro precursor de la Independencia, Antonio Nariño, tradujo a nuestro idioma para sustentar la gesta independientista del siglo XIX, pero que comenzó en las últimas décadas del siglo inmediatamente anterior cuando la Rebelión Comunera de 1.781 dio posibilidad de su germinación.

La revolución burguesa tuvo su expresión típica en la Revolución Francesa y de su ideología se generó el desarrollo del período capitalista de la Historia en lo que se refiere a la institucionalidad del mismo. Todas las sociedades del planeta se vieron influenciadas por los principios de la Revolución Francesa; y esa revolución se sustentó en las tesis filosóficas, ideológicas y políticas de los pensadores franceses que integraron los llamados Enciclopedistas del siglo XVIII a la cabeza de los cuales encontramos a Diderot, DAlembert, Voltaire, Montesquieu, Condillac, La Metrie, Helvecio, Holbach, Robinet y otros de menor influencia ideológica.

La Francia revolucionaria es conocida por todos los hombres y mujeres que nos interesamos por los grandes acontecimientos de la Historia de la Humanidad. Sus logros y sus derrotas impactan a todos los estudiosos del acontecer social de los pueblos. El pueblo de Francia estuvo al frente de las luchas contra la opresión y sus aportes, como pueblo, a las luchas de otros pueblos del mundo por su liberación ha sido de gran significación histórica.

En las últimas elecciones para presidente de la República francesa se ha producido un fenómeno político inesperado tanto para la mayoría del pueblo francés como para todos los demócratas y gentes progresistas del mundo.

Las tendencias políticas en cualquier parte del mundo obedecen a las condiciones particulares de cada país, pero hoy, dentro de las nuevas condiciones económicas internacionales y el desarrollo de las comunicaciones y las relaciones sociales, esas tendencias poseen elementos supranacionales. El gran capital mundial genera situaciones políticas que obedecen a su propia dinámica, lo económico determina en forma predominante lo político, lo social, lo cultural, etc. Entonces, no es de extrañar que el dominio de las grandes empresas monopolistas y la gran concentración del capital a escala internacional, influyan en las tendencias políticas de las diversas naciones del mundo. Un fenómeno actual es la crisis del capitalismo reflejada en el desarrollo de la ciencia que desplaza, en forma permanente y progresiva, mano de obra de todos los niveles; el desempleo es un problema de países tanto desarrollados como dependientes o de bajo desarrollo económico; se produce una fuerte emigración de desempleados de los países menos desarrollados a los más desarrollados; los países europeos son invadidos por masas grandes de personas que buscan mejores condiciones de vida, provenientes ellas de países de Africa, Asia y América Latina. Este fenómeno genera un rechazo de los ciudadanos de los países industrializados que se ven en competencia con mano de obra barata y no aguantan la presencia de personas de nulos recursos económicos; a estos ciudadanos, a quienes no les agrada la inmigración de gentes de otros pueblos, las tesis de poner barreras o impedir la entrada de extranjeros de las condiciones de las gentes provenientes de los países por parte de candidatos políticos les parecen las acertadas para su país. Este es el caso del candidato conservador Le Pen en Francia quien rechaza la entrada de extranjeros y además propone la salida de Francia de la Comunidad Europea. Su ascenso en las elecciones para Presidente de Francia, ha preocupado a los franceses demócratas y progresistas y a toda la opinión de esta naturaleza en toda Europa y en el Mundo en general. Nos preocupa esta clase de políticos a quienes defendemos la democracia, así sea limitada, y propugnamos por la tolerancia y la libertad de pensamiento. Sea quien sea el que reprima las libertades ciudadanas, será denunciado como represivo antidemócrata y merecerá nuestro rechazo en cualquier condición en que se presente esta posibilidad o realidad. Lucharemos siempre por lograr que los pueblos puedan expresarse y para que la solidaridad humana sea una realidad. El libre pensamiento, la fraternidad humanista y las realizaciones progresistas son nuestras metas y en este sentido es que estamos viviendo y experimentado, cada vez más, nuevas formas de organización económica y social para elevar las condiciones materiales y culturales de la Sociedad Humana.














Video completo aqui con Ares.




|Inicio||Quienes somos||Revista||Libros||Enlaces||Ateos||Documentos|